Partido Popular Democrática


MANIFIESTO
PARTIDO POPULAR DEMOCRÁTICO

NO HAY DEMOCRACIA EN INDONESIA. La democracia, en al santido de soberaí popular, es al principio básico y el fundamento para la formación de un poder estratal. Mientras la seberanía popular no ha conseguido su merecido lugar en la vida económica, política y cultural de una nación y una sociedad, la historia proporcionará instrumentos de lucha para establecerla.

Durante los 30 ànos de vida estatal, nacional y social bajo el poder del Presidente Suharto, el poder estatal se ha convertido en una institución que ha sujetado y obstaculizado la participación popular en el proceso de decidir la marcha de vida estatal. El poder ejecutivo ha crecido tanto que sebrepasó la autoridad de las ihstituciones legislatives y judicativas y de esa manera puede eprimir sin ningún control.

La historia de la nación Indonesia es en realidad una historia de lucha popular firme y tenaz contra todo tipo de explotación y opresión en su esfaerzo per la humanidad y la paz. Sin embargo el régimen del Nuevo Orden ha dado pasos atrás, al comparar con el periodo de 1950 a 1959, en la vida política. La aplicatioón de conco leyes políticas y la doble función del ABRI (Fuerza Armada de la República de Indonesia) ha encadenado, limitado y amputado los derechos básicos de la participación popular en la política. La esencia de la independencia que significa la libertad de elegir, controlar y decidir el Estado de soberanía popular se aleja cada vez más de la vida política cotidiana. La autoridad domina cada vez más de la vida política de manera inconstitucional, vil y brutal. No se tolera la diferencia de opinion es la crítica e indispuesta a oir las aspiraciones populares. Al levantamiento de oposición popular, o sea de la sociedad civil, se lo enfrenta con intimidación, terror, arresto, encarcelamiento, fáfagas ametralladoras, e incluso masacre. Se prohíben los periódicos, revistas, libros y otros instrumentos de la educación popular que se atreven a tener opiniones distintas a las de la autoridad. Se encarcelan a los periodistas que no aceptan el control unilateral del gobierno sobre la información. A los obreros oprimidos económicamente los intimidan, terrorrizan e incluso los matan. A los campesinos se les hace cada vez más difícil defender sus tierras y sus derechos porquesi se oponen al despojo de los capitalistas entonces tienen que enfrentarse con los militares. Se aplican, se llevan a cabo, se mantienen todas las formas del poder con un solo fín: mantener la estabisidad de la acumulación del capital.

Hasta hoy día hemos visto cómo sigue creciendo la diferencia entre un punado de ricos y la mayoría pobre. Se venden a los obreros a muy bajo precio y se les explotan para atraer la inversión y la acumulación del capital. La economía de Indonesia que crece a más de 6% anual la disfruta solo una minoría del determinado grupo. Se privatizan los bienes económicos vitales e importantes para la vida del pueblo otorgando concesiones que después las ponen en compraventa entre sus familiaras y amigos. La autoridad protege y facilita distintas formas de monopolio y oligopolio que trae como consecuencia una miseria popular. Al llenarse el gobierno de corrupta que colude con funcionarios del gobierno par sus propios intereses y los de los negocios de su grupo, la carga económica se vaelve cada vez más insoportable. Las instituciones imperialistas como el FMI y el Banco Mundial estimulan sin cesar la economía de

Indonesia con préstamos extranjeros. El resultado es que hoy día la deuda externa de Indonesia ha alcanzado $ 100 mil millones dólares americanos. Quiere decir esto que estamos en el tercer lugar mundial después de Brazil y Méjico.

El desarrollo económico de Indonesia que favorece cada ves m's al grupo de minoría poseeder de capitales y a la existente vida estatal se convierte más vil y se aleja más de la aspiración popular para alcanzar una sociedad justa y próspera.

El pueblo Indonesio ya no puede aceptar ni defender el poder del Nueva Orden que ha gobernado económica, política y culturalmente durante 30 años, 8 meses y 22 días. Locomprueban los siguientes hechos: los obraros han empezado sus huelgas en distintas regiones industriales; los campesinos realizan acciones de protesta contra la expropeacíon injusta e ilegal; los estudiantes realizan manifestaciones contra el militarismo; los intelectuales contra la opresión y po la libertad académica; los religisos contra la intervención militar; los grupos etnicos en Papua (Guinea) del oeste y Kalimantan (Borneo) contra la explotación por parte de Jakarta; en Timor del este, el pueblo Maubere no ha dejado de luchar contra la agresión militar y la colonialización del régimen del Nuevo Orden; el pueblo de Aceh y Guinea del oeste ezigen el derecho de autodeterminación. Los métodos de lucha popular siguen creciendo a través de las grandes acciones de masas agrupadas de distin tos sectores de la sociedad, la acupación del edificio del Parlamento, el asalto al puesto de policía y el cuartel militar, la confrontación con militares y la producción masiva de folletos. El significado esencial de todo esto es que en todas partes hay un descontento popular, el pueblo ya no quiere vivir bajo el régimen del Nuevo Orden. El sistema económico, político y cultural de hoy día, defendido por garrotes militares del régimen de Nuevo Orden ha mostrado incapaz de canalizar, menos aún de encontrar soluciones a los problemas reales confrontados per su propio pueblo.

El existente sistema económico, político y cultural está en bancarrota. Es el momento de derogar todas las leyes políticas que limitan la participación popular; es el momento de destruir los garrotes militares justificados bajo la doble función del ABRI.

Este conjunto de leyes constituye el baluarte legitimador del gobierno para limitar los derechos políticos del pueblo para participar en el goerno y el sistema constitucional. Hay que fundar pronto un partido político como instrumento político del pueblo, como progenitor de la soberanía popular; nunca hemos reslizado elecciones generales honestos y democraticos sin limitar la participación; la aspiración política del pueblo como derecho en una sociedad civil moderno nunca ha existido. La composición en el Parlamento y el Consejo del pueblo refleja una criminalidad en la defenaa del poder; individuos de la camarilla del poder y la Fueraa Armada obtienen derechos especiales al ser nombrados por el Presidente sin pasar por el proceso de elecciones generales; las leyes sobre organizaciones sociales no permiten afiliasción política y su fundación se dificulta poniendo muchos obstáculos; y por último, nunca se ha aplicado la ley sobre el referendum para tomar una decisión importante como modificar la Constitusión de 1945; la Constitución de 1945 se ha convertido en algo sagrado sin considerar cambios ocurridos en la economía, la política y la cultura mundial. El pueblo soberano es un pueblo capas de aprender, tener oportunidades y espacio para darse en cuenta de su soberanía y su capacidad en la política. Derogar las cinco leyes política del 1985 es la única manera para alcanzarlo.

Totalmente en armonía con su esencia militar como institución que lleva armas y especialmente en concordancia con el carácter fundamental del régimen del Nuevo Orden, los militares invaden la vida civil y social, sin sentirse nisiquira melestados por la historia luminosa de la Edad Media. La sociedad civil moderna sin armas debe tener una autoridad absoluta sobre los militares, convertirlos (tomamos un término de la sociedad francesa) en El Gigante Mudo (La Grande Muette), ni una palabra sobre la política (léase, el poder) debe salir del fasil. Por tanto el pueblo debe abolir la doble función del ABRI (Fuerza Armada).

El servilismo del régimen del Nuevo Orden en el sistema capitalista mundial hace que el gobierno del General Suharto no puede escaparse de la atención internacional sobre la opresión exixtente en su país. El derrumbe de los regímenes autoritarios en América Latína, Africa y Asia ha demostrado tanto al Re'gimen como al movimiento democrático de que ningún poser autoritario pueda durar eternamente; todos deben tener su fin. La politica economica internacional debe tener un carácter antineocolonialista, no como expresada a través del APEC, AFTA y NAFTA. La colaboración internacional debe realizarse bajo las condiciones de paz y respecto a los valores de la humanidad. Por eso un punto sobre la colonización del Timor del Este debe figurar en el programa de nuestra lucha y no solo como un tabú que es dar al pueblo Maubere el daecho de autodeterminación que significa a su vez la independencia. La lucha por la democracia en Indonesia sería falsa e incompleta si no se vinculara con la de manda de la independencia para el pueblo Maubere. El Partido Popular Democrático evita el nacionalismo chovinista y considera la hermandad internacional como carácter esencial de la luch popular. De bemos luchar internacionalmente contra la intergración del poder del capital internacional con el apoyo a los gobiernos que violan la democracia. Por eso el Partido Popular Democrático participara en y apoyará activamente a todos los farumsy acciones pacíficas internacionales con carácter popular y antiopresión.

Los trabajos y las actividades de la lacha contra el poder del regimen del Nuevo Orden no puede separarse del programa del Partido Popular Democrático, y siendo un partido político, el Partido Pupular Democráticipar en decidir la marcha del gebierno y el poder estatal. No se puede dejar al embotamiento de la participación popular durar interminablemente. La soberani ía popular en el eristente sistema no necesita un reconocimiento legal-formal de los poderosos si los poderosos no admiten la participación activa de su propio pueblo para controlar y criticarlos. Se deben resolver los problemas de la sociedad capitalista Indonesia, y debemos hacerlo con la participación popular cada vez más amplia, o sea con La Democracia. Las Distintas Fuerzas posibles de traer cambios positivos políticos deben unir sus pasos y programas lo antes posible para formar un gobierno democrático popular.

Un gobierno con carácter democrático y popular debe tener una fuerza hacia un futuro luminoso y claro de la sociedad Indonesia y una sali da para los problemas económico, político y cultural que durante 30 anòs 8 mese y veinte dias han crecido y han sido fertilizades con cadáveres y la sangre del pueblo. A fin de alcanzar la fertaleza hacia el ideal de una sociedad democrática debemos buscar en el mismo pueble la fuersa motriz capaz de lograrlo. Per eso los problemas estratégico- tácticos deben ser formulados de manera correcta basándose en las potenciales existentes en el propio pueblo. De todos los potenciales existentes en la sociedad, vemos que la oposición de los obreros es la base con máximas posibilidades de poder ser alcanzada y organizada en la lucha democrática. Su número creciente, su fidelidad a la lucha opositora y su importancia estratégica para la economía capitalista del Nuevo Orden convetirán a los obreros en el baluarte de la democracia tanto para el período actual como para el futuro. La segunda fuerza que históricamente ha mostrado capaz de ser fuerza decisiva es los estudiantes y los intelectuales. Este grapo social se ha convertido en la vanguardia en la oposicíon pol'tica contra el poder del régimen del Nuevo Orden. Sa capacidad en la ideología, la organización y la política constituye una importante contribición al movimiento democrático. Sin embargo su integración completa en la lucha popular y democrática es la única manera de reducir el debilitamiento y el aventurismo del movimiento estudiante. La tercera fuerza que se está le vatando es tá constituida por los pobres urbanos. Su gran número y su marginalidad como resultado de la gran atracción de grandes ciudades y el desarrollo desequilibrado entre ciudad y campo han convertido a este sector en un sostén de la base de massas en las ciudades. En las manifestaciones en apoyo a Megawati, vimos cómo este sector ha defendido firmemente y fanáticamente sus derechos. El último sector tambíen importante es la contribución de la lucha campesina. El capitalismo brutal ha empobredido y ha hecho que los campesinos pierdan sus tierras como sa medio de producción. No nos sorprenderán si este sector dispersado en todos los rincones de Indonesia sa convertirán un día en una fuersa de sosteén importante en el morimiento democrático.

A fin de unir y mover a las fuerzas democráticas existentes hoy día, hay que construir una plataforma común capaz de mover en acciones unificadas. La identidad en los programas y métodos no es suficiento para raflejar la unidad en acciones y medidas, pero hace falta también capacidad de traducir momentum político capaz de arrastrar la participación amplia del pueblo. Se debe, per eso, responder y anticipar el momentum de las elecciones generales que van a tener lugar en 1997. Las elecciones generales es el momentum en el cual la conciencia de las masas está concentrada en la atmósfera política acompañada de grandes mobilisaciones de masas por parte de los contendientes. El movimiento democrático debe observar la conciencia de las masa a fin de poder contribuir en la elevación de la conciencia popular sobre la esencia política del poder del NuevoOrden. No podemos aislarnos de la conciencia de las masa, menos aún menospreciar la. Nos podemos servir de la formación del Comité Observador Independiente de Las Elecciones Generales como instrumento para organizar y ampliar la red del moviento opsitor aprovechando el tema de las elecciones generales. El KIPP (Comité Observader Independiente de Las Elecciones Generales) que ha alcanzado su popularidad no puede separarse de la situacíon política que cambia cada día. Se espara que KIPP sea capaz de panetrar los límites de la falsa conciencia popular y realizar propagandas y agitaciones para educar y activar al pueblo de que las elecciones generales deben ser vinculadas con la soberranía popular. Y la soberanía popular va a ser siempre vinculada con las cinco leyes políticas de 1985 y la doble función del ABRI. Harcia esa dirección debe dirigirse el KIPP. El KIPP no es solamente un instrumento del concepto de la observación al proceso de las elecciones generales, desde la comción de la inceripción electoral hasta el recuento de votos, zino también observar hasta dónde se respecta la soberanía popular como base de la legitimidad de las elecciones generales.

Un paso importante y argente que debe ser tomado ya es la con strucción de un frente unido basado en una plataforma común a fin de lograr los objetivos estratégicos por la soberanía popular como la derogación de las cinco leyes políticas de 1985 y la abolición de la doble función del ABRI. Y el frente no se fortalecerá si no se basa sobre las masas. Por tanto las organizaciones que merecen formar parte del Fren te Unido deben ser partidos políticos u organizaciones de masa que tengan base de masa. Un Frente de lucha serio y genuino debe tener programas, estrategia y táctica, y sloganes arraigados en las masas. El Frente as un marco para mobilizar las masas, no para hacer campaña sobre un tema político. Durante un largo tiempo no nos hemos dado cuenta de la significación política del Frente y no supimos diferenciar el comité de acción del Frente. Debemos esforzarnos lo antes posible por construir el Frente democratico. Es inútil mantener y defender la existencia de la organización si no es capaz de dar respuestas a los problemas políticos estrat egicos en la lucha contra el podar autoritario del regimen del Nuevo Orden. El Partido Popular Democrático considera que el Frente debe ser construido sobre la base de las masas. Mientras no podemos mobilizar las masas y convertirlo en un movimiento democratico, el Frente se tambaleara y vacilará frente al poder militar que siempre quiers salir ganando.

Teniendo en cuenta todos los problemas de la sociedad de Indonesia explicados ateriormente, debemos ser capaz de imaginar y tener visión sobre la sociedad del futuro democrático desde el punto de vista económico, político y cultural. El Partido Popular Democrático considera importante solucionar primero los problemas políticos para facilitar la solución de los problemas econónomicos de Indonesia que ya ha sido completamente explotado por el capitalismo. El Partido Popular Democrático considera importante, en el futuro, construir una sociedad civil moderna que respecta la soberanía popular y poner en orden la práctica de la democracia aplicando completa y genuinamente el principio de triaspolítica (=la separación del poder ejecutivo, elpoder judicative y el poder legislativo). La construcción de la democracia genuina y completa debe servir a la soberanía popular. Por eso se debe establecer en el futuro un gobierno de coalición democrático y popular a fin de canalizar la participación popular respectando distintas ideologías y sus intrumentos políticos de manera pacífica, sin violencia.

El desarrello de la sociedad civil moderno Indonesia con soberanía popular depende de las maneras de cómo constraimos el movimiento democrático de hoy día. Los pasos estratégicos-tácticos deben ser tomados basándose en las condicienes concretas existentes en la seciedad. El Partido Popular Democrático cree y está convencido de que la organización del pueblo es la única manera de establecer la seberanía popular. La fundación del Partido Popular Democrático es una manifestación y respuesta a la parálisis y el estancamiento de los instramentes polítios extra- parlamen tarios, y elevar kwalitativamente el movimiento popular hacia una sociedad democratica, multi-partidista, popular y pacífica sin violencia.

Jakarta, 22 julio de 1996


Back to the main index